Entretenimiento

Alejandro Nones: televisión en Venezuela no me tiene presente

Alejandro Nones

Alejandro Nones nació en Caracas y, cómo actor, espera con ansias ser parte de una historia que hable sobre Venezuela. Pero mientras llega ese momento, en México desarrolla

una carrera que empieza a ser reconocida luego de muchos años de trabajo. El joven actor Alejandro Nones  ha interpretado a personajes en telenovelas que perduran en la memoria

del público, como Paulo Castellanos en Teresa, Erick Montenegro en Pasión y poder, en La

piloto como Óscar Lucio y Jonathan “Johny” Corona, en Amar a muerte, entre otras; en muchas historias ha tenido el rol antagónico, y estos personajes le han brindado la

oportunidad de mostrar su talento y continuar labrando un camino en un país donde la industria de la televisión es tan competitiva.

Alejandro Nones con Angelique Boyer en una de las escenas de la telenovela “Teresa”

Soñaba con llegar a Netflix y gracias a su arduo trabajo lo consiguió: interpreta a Rodolfo

Lazcano en ¿Quién mató a Sara?, una serie mexicana protagonizada por Manolo Cardona, Claudia Ramírez, Eugenio Siller, Carolina Miranda, Ginés García Millán y Alejandro Nones. La

historia se basa sobre el crimen y la venganza, lo que sumergirá al televidente en un misterio en torno a quién se oculta tras el asesinato de Sara (Ximena Lamadrid), la hermana

de Álex Guzmán, interpretado por Manolo Cardona, quién estuvo preso durante 18 años por la culpabilidad de la muerte de su hermana, ahora vuelve y está dispuesto a todo para

descubrir la verdad y hacer justicia. Rodolfo, el personaje de Nones, es el principal sospechoso, aunque la trama da un giro inesperado y estará libre de toda culpa. La serie

tiene 10 capítulos y se estrenó el 24 de marzo en Netflix, y se posicionó en el primer lugar en

más de cuarenta países, está contemplado que la segunda temporada la pueda disfrutar la audiencia a partir del 19 de mayo.

-¿Cómo llegó esta propuesta?

-Conocí hace varios años a la directora de casting de ¿Quién mató a Sara? Teníamos la inquietud de hacer un proyecto juntos, pero por tiempos o contratos no se había dado. Para

esta serie me llamó, fui al casting, y aquí está el resultado. Muy agradecido con la oportunidad y el apoyo del público

-¿Cómo fue la construcción del personaje?

-Voy a contar paso a paso como lo hago siempre. Leo como un espectador normal, luego repaso varias veces, analizo y me enfoco en el personaje. Después identifico a cada uno y la relación entre todos los personajes, hago una lista de las cosas que son irremplazables y otras que no están tan claras y debo ir completando. Ya después trabajé mucho en lo corporal, el tono de voz y más con mi acting coach

-¿Tienes alguna similitud con el personaje?

-Para nada.

-¿Qué fue lo más difícil de trabajar para lograr interpretar a Rodolfo?

-Físicamente fue desgastante, porque Rodolfo siempre está tenso. Debía encontrar una tensión y a la vez relajación. El personaje habla sin aire, porque no es dueño de sus palabras,

sino sus padres, la culpa… Lograr ser Rodolfo lo conseguí hablando sin aire, con el diafragma apretado; físicamente es fuerte, llegaba a casa agotado. Fue desgastante.

-¿Cuánto tiempo duraron las grabaciones de la serie?

-Empezamos en febrero de 2020, grabamos hasta que nos dijeron que debíamos hacer una pausa por la pandemia. Luego retomamos para terminar la primera temporada y nos avisaron que Netflix quería una segunda, así que trabajamos hasta diciembre.

-¿Cómo se siente formar parte de esta serie con el éxito de su personaje?

-Me siento abrumado y feliz, es tanta la emoción que todavía no lo entiendo bien. Es una locura. Es la serie más vista en el mundo, es la número 1 en más de 40 países, entre ellos

Estados Unidos, país del que soy fan de sus series, así que estar en esa tendencia es sorprendente. Además me hace feliz que en Venezuela puedan ver mi trabajo.

-¿Tienes otros proyectos en puerta que puedas contarnos?

-Grabo una serie. Lo que te puedo decir es que es de época, 1910. Es maravilloso, paso muchas horas a caballo, con utilería clave de ese tiempo, y es divertido.

Éxito con acento venezolano

Alejandro Nones a temprana edad ya sabía que el arte era el camino que quería recorrer: actuar y hacer música le quitaban el sueño, aunque también el modelaje formó parte de su

vida, gracias a una chica que conoció en el tiempo que estudió percusión en La Habana. Tenía claro que para alcanzar sus metas debía seguir estudiando y por eso se preparó en

el Centro de Educación Artística de Televisa, en México, y años después reforzó sus estudios

durante seis años en Nueva York y Los Ángeles. Tras 21 años que no vive en Venezuela, tiene muy presente a su país, costumbres, amigos y confiesa que su sentir siempre estará vinculado a sus raíces.

-Muchas personas no tienen idea que eres venezolano.

-Siento que la industria en Venezuela no me tiene presente, pero es normal porque no hice mi carrera allí, ni relaciones públicas en mi país. Mi relación con el público ha sido orgánica,

y me gusta que se enteren de dónde vengo, que ven a este chamo con acento mexicano u otro, pero que soy de allí, que sepan que me siento y vivo como venezolano.

-Desde muy joven decides buscar nuevas oportunidades, ¿cómo fue el apoyo de tu familia?

-Siempre me ha apoyado. A los 17 años salí de mi casa en Venezuela y me fui a Cuba a estudiar percusión, nunca me dijeron un no, aunque era una idea loca a mi edad. Hoy me pongo en su lugar y si tuviera un hijo, sería una decisión difícil. Además en ese tiempo

también trabajé como modelo, así estaría cerca de una chica que acababa de conocer, en La Habana iban a grabar muchas campañas y una de esas marcas, es la que me trae a

México, allí empecé a prepararme en la actuación. Mi papá me manda las notas que salen de mi trabajo, sabe más de mi carrera que yo. Mi hermano se emociona y me comenta que

si tal acción fue a propósito o no, pero yo trabajo tanto en el proceso del personaje, que creo que nada está por error o casualidad. Siempre compartimos mucho.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Pueden gustarle

Leer más