Entretenimiento

Vladimir Sosa Sarabia es el nuevo presidente de CNAC

Vladimir Sosa Sarabia

Vladimir Sosa Sarabia es el nuevo presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC). Así lo anunció el miércoles Ernesto Villegas, ministro de Cultura de

Nicolás Maduro, a través de su cuenta de Twitter.

Vladimir Sosa Sarabia sustituye al actor y cantante Roque Valero, quien fue designado como presidente del CNAC el 5 de agosto de 2019 y que dejará su cargo para ser candidato a la

Asamblea Nacional en las elecciones del próximo 6 de diciembre.

“A compañeros que asumen nuevas responsabilidades en el Ministerio de Cultura pido máximo esfuerzo por el brillo de la cultura venezolana en circunstancias excepcionales en

las que nos toca desenvolvernos por causa de bloqueo y pandemia. Entre #cultura y #prevención no hay contradicción”, indicó Villegas en Twitter.

Vladimir Sosa Sarabia tiene 20 años de experiencia en el área audiovisual y gestión cultural. Actualmente es presidente de la Fundación Cinemateca Nacional, director de la Biblioteca

Nacional de Venezuela desde y profesor de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte).

Además, fue director general de Imagen y Promociones de Telesur entre 2017 y 2019, y presidente del canal Ávila TV desde 2010 hasta 2012.

El año pasado la designación de Valero, diputado a la asamblea nacional constituyente, generó críticas en el gremio y alguno que otro voto de confianza por simpatizantes del

régimen, como el director Carlos Azpúrua.

Por su parte, José Ernesto Martínez, miembro de la Asociación Venezolana de Productores de Cine y Audiovisual, indicó que no estaba ciento por ciento seguro de que Valero cumplía con

el perfil para ocupar el cargo de presidente del CNAC.

“Lo que necesita el CNAC es un gerente conocedor del medio cinematográfico. No estoy seguro de que él tenga la capacidad; de todas maneras hay que esperar una primera

reunión para ver las primeras impresiones”, dijo Martínez.

El crítico de cine Sergio Monsalve indicó en ese entonces que el nombramiento de Valero fue una decisión deliberada del gobierno, puesto que el gremio exigiría la renuncia de Aracelis

García, que ocupaba el cargo desde 2017. “El gobierno decidió tirar un pote de humo y picar adelante para dividir las aguas. Ante cualquier eventualidad, siempre buscan escalar dos

niveles”, señaló.

Destacó que Valero no representa la figura de consenso que necesita el gremio

cinematográfico, puesto que milita en el PSUV. “En su designación hay un conflicto de intereses”.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Pueden gustarle

Leer más